La empresa Florida Power & Light (FPL) espera construir su primera planta solar en el Condado Miami-Dade bajo un plan de 10 años que el lunes le presentó a funcionarios estatales de empresas eléctricas.

Bajo el plan, la instalación construiría una red de pequeños centros solares por todo el estado que añadirían unos 1,500 megavatios de poder entre el 2019 y el 2023. Entre otros, hay un campo de paneles que se levantaría en alrededor de 465 hectáreas que la empresa tiene en campos de sembradíos cerca de Krome Avenue, en el oeste del Condado Miami-Dade, dijo Alys Daly, portavoz de la empresa.

La planta solar generaría 74.5 megavatios, suficiente energía para darle electricidad a aproximadamente 15,000 casas, dijo la portavoz.

Además, la FPL dio a conocer sus planes para modernizar su viejo centro de petróleo y gas de Dania Beach, donde la empresa construyó la primera estación en 1928 y que debió modernizarse hace 25 años, dijo David McDermitt, también portavoz de la FPL.

Se cree que con las mejoras los usuarios ahorrarían $300 millones en los próximos 30 a 40 años, se reducirían las emisiones de aire del centro en un 70% y también se reduciría el uso en el estado del gas natural, observó el portavoz.

“Todo todo se puede hacer gracias a la increíble alta eficiencia de la nueva tecnología que tiene la nueva instalación”, dijo McDermitt.

De ser aprobada la propuesta, la empresa podría comenzar a desmantelar la planta a finales del año entrante y la tendría de regreso para el 2022.

La última ronda de innovaciones tiene lugar tras un año de intensos enfrentamientos entre la empresa y los defensores de las plantas solares que han estado luchando para que se permitan más instalaciones asequibles en la península floridana. Una enmienda constitucional no pudo formar parte de la boleta. La FPL respondió con su propia enmienda para impulsar su proyecto, algo que falló.

La compañia también ha sido muy criticada por solicitar que se aprueben grandes costos de modernización que tendrían que pagar los usuarios al aumentar las tasas estatales en $1,300 millones el año pasado. En noviembre, luego que el aumento fue rechazado por la Organización de Hospitales del Sur de la Florida, la Asociación del Cuidado de Salud, la Federación de Comercio Minorista de la Florida y otras agencias, la FPL aceptó proponer un aumento de $400 millones al que seguirían $411 millones adicionales en los tres próximos años. La empresa tambien ha sido fuertemente criticada por cobrarle a sus clientes $281 millones para cubrir el costo de dos nuevos reactores nucleares en la instalación de Turkey Point, propuesta que terminó posponiéndose en medio de los problemas cada vez más grandes que tiene la planta con los canales de enfriamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here