El cáncer de mama es un mal que no sólo ataca la salud de las mujeres y hombres, sino que también contagia y enferma la economía de miles de familias mexiquenses, cuyos integrantes deben enfrentar costos de hasta 700 mil pesos al año cuando el padecimiento está en una etapa avanzada.

De acuerdo con las recomendaciones del sector salud, estos costos se evitarían a las familias, con un chequeo anual, mastografía y ultrasonido, de 850 a dos mil 200 pesos, que ayuda a descartar o detectar a tiempo el mal y, con ello, reducir el desgaste físico, emocional y económico que causa.

El estudio “El costo de la atención médica del cáncer mamario” revela que el Instituto Mexicano del Seguro Social desembolsa 74 mil 522 pesos anuales por cada paciente que se somete al tratamiento de cáncer mamario en la Fase 1. Mientras que el costo se eleva a un mínimo de 199 mil 522 pesos cuando el padecimiento es diagnosticado en la Fase IV. Sólo 10 por ciento de los pacientes del IMSS se les diagnostica el cáncer en fase I, donde las posibilidades de salvación son mayores.

Aunque en ambos casos, los costos no son cargados a las pacientes, pero sí al gasto público que proviene del cobro de impuestos y que paga la población, así como de los ingresos fiscales que el gobierno federal obtiene cada año.

Estos costos se multiplican, pero cuando la atención se recibe fuera de una institución de salud pública como el Seguro Social o el Seguro Popular, que también dedica esfuerzos para preservar la vida de las mujeres afectadas, las cantidades que desembolsan las familias afectadas se multiplican hasta 500%.

El ginecólogo Rubén Ruiz asegura que de acuerdo al Grupo IRL los costos de los tratamientos contra el cáncer de mama superan los 700 mil pesos cada año.

Lo anterior, debido a que 60 por ciento de los casos son detectados en etapa avanzada, lo que requiere medicamentos más agresivos y caros; de exámenes tan sencillos como un ultrasonido o química sanguínea general, hasta biopsias, quimioterapias, extirpación de mamas y colocación de prótesis.

Afirma que el último reporte de la Dirección de Seguros Médicos y de Salud de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) reveló que las empresas del sector llegan a desembolsar más de un millón de pesos al año por cada mujer afectada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here